Nuestra teoría de cambio


Desde nuestra perspectiva, los cambios en la historia del Ecuador fueron producto de la imposición de un grupo económico, político, ideológico, regional o étnico sobre el resto de la sociedad. Desde nuestra visión, esto es causado por los que consideramos tres de los principales problemas de nuestro país:

• Fragmentación: el Ecuador se caracteriza por una alta fragmentación política, social, económica y geográfica, que ha dificultado la construcción de consensos.

• Inhabilidad de actuar por el bien común: como respuesta a la fragmentación, tradicionalmente las políticas públicas priorizaron los intereses particulares frente al interés común.

• Falta de reconocimiento de nuestras responsabilidades y las implicaciones de nuestras acciones: no existe una verdadera reflexión y aceptación sobre los efectos de nuestras decisiones y acciones en el bien común.

Nuestra visión considera que los cambios promovidos de esta manera poco contribuyen al progreso de la sociedad y no son sostenibles en el tiempo. Los cambios duraderos ocurren cuando diferentes grupos de la sociedad coinciden en la definición de un problema y, sobre todo, asumen responsabilidades compartidas para resolverlo.

Y aquí, ¿cuál es el rol de organizaciones de la sociedad civil como Grupo FARO? Estas instituciones dejaron de ser simplemente generadoras de ideas y propiciadoras de tejido social para convertirse en espacios para la colaboración y la acción y pueden aportar al fortalecimiento de las capacidades institucionales del Estado para implementar políticas públicas de forma más eficiente y participativa.